Expositores nacionales e internacionales se dieron cita en el seminario Desalinización y Gestión Sostenible, en el que se refirieron a las ventajas oceanográficas y de profundidad de la costa chilena, que facilitan la rápida dilución de salmueras.

El Mercurio de Antofagasta

En Antofagasta se desarrolló ayer el seminario Desalinización y Gestión Sostenible que, organizado por Cramsa y la Universidad Católica del Norte, reunió a expertos nacionales e internacionales que expusieron sobre distintos aspectos de la tecnología de desalación de agua de mar, que en la actualidad se configura como la solución más relevante a la crisis hídrica.

El encuentro, en que se dieron cita expertos nacionales e internacionales, comenzó con la exposición del presidente de la Asociación Española de Desalinización, Dr. Domingo Zarzo, quien ha estado involucrado en algunos de los mayores proyectos de desalinización en Australia, España, Israel y Argelia. Profesional que destacó la relevancia de esta tecnología en países que sufren sequía.

En este sentido, detalló que Arabia Saudita es el principal productor de agua desalada y que a nivel mundial existen ya 20 mil plantas desaladoras que suministran en conjunto 100 millones de metros cúbicos por día. De ese total, el 60% va destinado al consumo humano y el restante 40% a distintas industrias, como la agricultura.
Referente

En el caso de Chile dijo que «es el país que más desala en Latinoamérica, tiene una gran cantidad de desaladoras aunque inicialmente han sido para la minería. Antofagasta es un referente en desalación, porque además tiene una de las grandes desaladoras que se usan para abastecimiento humano y hay otros proyectos en curso». En esa línea agregó que en la industria minera nacional el uso de agua de mar aumentó 17 veces entre 2010 y 2019.
Medio Ambiente

Sobre el impacto que estos procesos de desalinización pueden provocar en el medio ambiente, particularmente en el borde costero donde se depositan las salmueras, Zarzo aseguró que «los concentrados de las desaladoras no causan un impacto en el medio marino detectable cuando los proyectos se realizan con las mejores prácticas y de acuerdo a los estudios de impacto ambiental y con el adecuado seguimiento ambiental en la fase de operación».

El también director de Innovación y Proyectos de Sacyr Agua España, añadió que entre las tendencias actuales se obtienen sales y productos químicos a partir del concentrado, así como la producción de energía a partir de las salmueras. Esto combinado con mayor eficiencia energética y el incremento del uso de energías renovables que hacen más sustentable el proceso.
Condiciones favorables

Entre los participantes también estuvo el director del Centro de Investigación Hub Ambiental de la Universidad de Playa Ancha de Valparaíso, Dr. Claudio Sáez, quien precisó que en Chile existen 24 plantas desaladoras operando y otras 22 están en distintas etapas de desarrollo, produciendo 6 mil litros de agua dulce por segundo (L/s), a los que se sumarán otros 14 mil una vez que operen los proyectos que actualmente están en evaluación.

Respecto de la dilución de la descarga una vez que la salmuera es vertida por la planta al borde costero, el profesional aseguró que «las condiciones oceanográficas y de profundidad de las costas chilenas facilitan una rápida dilución de la descarga» a diferencia de otras zonas del mundo.

Asimismo, Sáez dijo en su análisis que «las herramientas de monitoreo ambiental desarrolladas en Chile, permiten demostrar a priori los efectos ecológicos, fisiológicos y metabólicos restringidos a la zona de influencia, nunca superando umbrales de tolerancia de las especies (…) a esos niveles de salinidad esos organismos siguen siendo viables, siguen sobreviviendo y desarrollándose de la misma manera que lo hacían antes qu existiera el efecto de la salmuera».

Dilución rápida y en radio acotado
El Dr. Javier Quispe, jefe de carrera Ingeniería Civil Ambiental de la UCN, como parte de su exposición, dijo que las simulaciones en base al modelo matemático de dispersión Cormix se pudo verificar la rápida dilución (segundos) de la salmuera y que el efecto de la salinidad de la descarga de salmuera en el medio marino se circunscribe en un radio acotado de 20 a 30 metros, dependiendo del caudal de descarga y la velocidad de la corriente marina (4 a 15 m/s) para caudales de 180 L/s y 500 L/s.
20 mil plantas desaladoras existen actualmente en el mundo. En Chile hay 24 operando y otras 22 en desarrollo.
6 mil litros de agua dulce por segundos producen las 24 plantas desaladoras actualmente operativas en el país.
60% del agua que es desalinizada en el mundo se utiliza para consumo humano y el resto a distintas industrias.