30-05-2022 

El Mercurio

La primera planta desaladora estatal de Chile es reconocida y premiada a nivel mundial

La estructura se llevó el galardón a la mejor del año, en los Global Water Award 2022 realizado en España. Su bajo impacto ambiental fue destacado por los especialistas.

Tiene como objetivo asegurar el agua potable para más de 200 mil personas y es la primera estatal a nivel nacional. La planta desalinizadora ubicada en la Región de Atacama, en las costas de Caldera, obtuvo la distinción del año por representar el logro técnico o ecológicamente sostenible más importante de la industria del cuidado del recurso hídrico en los premios Global Water Award 2022.

La distinción se entregó en la Cumbre Mundial del Agua realizada en Madrid, España. Los criterios de selección del jurado fueron su componente innovador (diseño de proceso en línea), un consumo específico inferior al valor garantizado de 2,8 kWh/m3; componente de sostenibilidad (uso de microtúneles que minimizó el impacto en un área ambientalmente sensible) y el desarrollo de la construcción bajo un cronograma vertiginoso de 30 meses.

El gerente general de la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios (Econssa Chile), que financió la desaladora, Patricio Herrera, destacó que «este es un premio a nivel mundial y nos tiene muy orgullosos. Queremos reconocer a todos los que participaron en el proyecto».

El profesional recordó que la iniciativa surgió por el agotamiento de los acuíferos de la cuenca de Copiapó, lo que obligó a la sanitaria local a extraer agua de pozos más profundos, lo que ocasionó un efecto en la calidad del suministro por el aumento de los minerales.

Ante tal escenario, el Gobierno Regional de Atacama hizo las gestiones con el Ministerio de Obras Públicas y con Econssa para la desaladora estatal y asegurar el agua potable para el 75% de la población de la región.

La planta, cuya construcción consideró una inversión de US$ 250 millones, está ubicada en el sector de Punta Zorro, en la comuna de Caldera, y tiene una vida útil de 40 años. Desde allí el agua de mar es desalinizada e impulsada a través de 39 kilómetros de tuberías a los distintos puntos de abastecimiento de las comunas de Caldera, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla.

1.200 litros por segundo

Con el inicio de funciones de la planta en diciembre de 2021, Atacama se convirtió en la primera región en Chile con instalaciones de desalinización de agua para consumo humano. La planta está diseñada para producir 1.200 litros de agua potable por segundo, extrayendo agua de mar directamente desde la costa de Caldera.

Herrera enfatizó que «este proyecto es un orgullo para la región no solamente por sus características, sino porque Atacama puede estar tranquilo en una situación tan crítica para otra serie de regiones en términos de tener asegurado el recurso para consumo por 40 años».

Por su parte, el delegado presidencial de Atacama, Gerardo Tapia, comentó que «el camino para una solución que nos permita enfrentar la crisis hídrica no va a ser fácil ni rápido, pero como Gobierno estamos haciendo todos los esfuerzos para poder avanzar como país hacia en un modelo de gobernanza del agua con enfoque ecosistémico».

La desaladora chilena compitió contra proyectos multimillonarios de Dubái y Emiratos Árabes.

En Chile, autoridades de distintas comunas del país han visitado la desaladora para buscar la forma de imitarla, según el gerente de Econssa.

Herrera puntualizó que actualmente se está trabajando en el diseño de un proyecto para la Región de Coquimbo. «Al igual que Atacama, este considera una capacidad final de 1.200 litros por segundo (..) En definitiva, los proyectos tendrían características bastante similares», adelantó el representante de Econssa.