La Asociación Chilena de Desalinización expuso en el congreso internacional organizado por Aladyr los factores técnicos y normativos que deben ser considerados por las empresas al momento de desarrollar un proyecto de desalación.

Minería Chilena

En Antofagasta se desarrolló ayer el seminario Desalinización y Gestión Sostenible que, organizado por Cramsa y la Universidad Católica del Norte, reunió a expertos nacionales eUna destacada participación tuvo la Asociación Chilena de Desalinización (Acades) en el congreso internacional que desarrollo la Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso del Agua A.G. (Aladyr) en la ciudad de Santiago.

En el marco del evento, Camilo Huneeus, gerente de Ainwater y asesor de aguas y eficiencia hídrica del senador Juan Ignacio Latorre, expuso respecto a los beneficios que entrega la inteligencia artificial en el ámbito de la desalinización, debido a que posibilita la coordinación de los diversos actores; la predicción de inundaciones y sequías; la coordinación de consumos y descargas; y la planeación adaptativa al cambio climático, entre otras aplicaciones.

En esa línea, destacó la contribución de los gemelos digitales, con datos en tiempo real y modelos de IA, que son posibles de construirse con los datos disponibles, haciendo hincapié en que a mayor información, son mejores las condiciones para desarrollar este tipo de instrumentos.

Junto con ello, se refirió a la agenda legislativa en materia hídrica, indicando que ésta apunta a posibilitar una mayor participación ciudadana y transparencia de la información; la necesidad de certeza jurídica y generar las condiciones para el desarrollo de proyectos de desalinización mutipropósitos.

Vinculado a dicha materia, mencionó la iniciativa de fomento al reuso, que considere por ejemplo incentivos tributarios.

Factor de incertidumbre

El evento también contó con la participación de Stephan Luhrmann, segundo vicepresidente del Comité de Legal & Política Pública de Acades, quien explicó a los asistentes que actualmente no existe una sola normativa aplicable al terreno denominado “borde costero” en Chile.

El abogado, quien es además socio CMS de Carey & Allende, indicó que no existe una sola entidad que tenga injerencia regulatoria, ante lo cual es necesario relacionarse con un conjunto de instituciones con diversas competencias.

En ese contexto, expuso sobre los Espacios Costeros Marinos Pueblos Originarios (ECMPO), que corresponde a un espacio marino delimitado, cuya administración es entregada a comunidades indígenas o a asociaciones de ellas, cuyos integrantes han ejercido el uso consuetudinario de dicho espacio.

El profesional advirtió que este instrumento suspende toda otra solicitud sobre la superficie en cuestión solicitada.

Por lo anterior, esto impactará por ejemplo en la industria minera, al momento de querer planificar un proyecto de desalinización; debido a que hay una alta probabilidad de que una solicitud ECMPO impacte en el desarrollo futuro de este tipo de iniciativas, considerando que las comunidades indígenas tienen, en forma directa e indirecta, un uso consuetudinario en casi todo el borde costero chileno.

Ante lo cual, Stephan Luhrmann hizo un llamado a las empresas a incorporar este factor en sus mapas de riesgo.