Water positive: El camino hacia una gestión hídrica sostenible a nivel industrial

Profundizar sobre esta iniciativa que contribuye a la gestión sostenible y la restauración de los recursos hídricos, fue el objetivo del encuentro organizado por Acciona y Diario Financiero. A juicio de los expertos, avanzar en el marco regulatorio, promover incentivos para los agricultores y aumentar la colaboración entre los actores de las industrias es clave para impulsar esta transformación a nivel local.
Diario Financiero

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía se llevó a cabo el evento “Water Positive: hacia un futuro generativo”, organizado por ACCIONA y Diario Financiero, en colaboración con la Asociación Chilena de Desalinización y Reúso (ACADES) y CLG Chile.

La instancia tuvo como objetivo profundizar en torno a las medidas y desafíos que las industrias ven dentro del desarrollo del concepto “water positive”, que propone el uso de fuentes de agua no convencionales para así reducir la huella hídrica y enfrentar la crisis del agua en las cuencas hidrográficas. “Hemos pensado cómo hacer para que esta lucha se transforme en algo positivo y de ahí viene el concepto que consiste, básicamente, en que podamos producir agua dulce, agua potable, agua de uso industrial en mayor cantidad de la que consumimos”, explicó Carlos Foxley, presidente de Acades.

La conversación, moderada por Isabel Ramos, editora de proyectos estratégicos de Diario Financiero, contó con la participación de Waldo López, gerente de Desarrollo de Negocios de Agua de ACCIONA; José Antonio Alonso, gerente de Asuntos Corporativos de AB InBev; Andrea Ramos, VP de adaptación climática de Kilimo; y Gonzalo Acevedo, director de Proyectos Estratégicos para las Américas en Anglo American, quienes reflexionaron en torno a cómo cada industria está potenciando el desarrollo de este concepto dentro de sus operaciones y la importancia e impacto que esto tendrá a largo plazo.

“Lograr tener un balance positivo es tener oferta y demanda, y que la oferta sea mayor que la demanda, y en eso hay varias estrategias a seguir. Lo importante también es entender que la oferta que uno deja tiene que ser una oferta de buena calidad”, señaló Waldo López sobre la importancia de discernir qué iniciativas permiten a las industrias ser “water positive”. A su juicio, es un proceso nuevo que debe analizarse y adaptarse a cada industria, pues contempla un área administrativa vinculada a los derechos de agua otorgados y un área vinculada a la restauración de ecosistemas acuáticos, donde la fiscalización es esencial.

De igual manera, el ejecutivo de ACCIONA destacó el aporte de la desalación como una forma de hacer un uso más eficiente del recurso hídrico en el país, tomando como ejemplo el caso de la industria minera y el uso de esta tecnología para el abastecimiento de agua de consumo humano en ciudades como Antofagasta, Mejillones, Caldera y Copiapó. Además, aseguró que el uso de agua desalada trae grandes oportunidades para el sector sanitario y para el sector agroindustrial en el aumento de superficies de cultivo.

Desde Kilimo, Andrea Ramos planteó que existe una oportunidad alrededor del “water positive” que no se da en el mercado, que es “colaborar con la competencia”, algo que bajo su perspectiva también se refleja en el pacto de seguridad hídrica. “En una cuenca, si tu competencia no está a tu altura, pierden los dos (…). Si el otro no está a tu altura vamos en decrecimiento todos, entonces creo que hay una oportunidad gigante de colaboración”, detalló durante su intervención, haciendo énfasis en la importancia de encontrar incentivos para promover la utilización de nuevas tecnologías que generen un consumo más eficiente, especialmente en el sector agrícola.

Por su parte, Gonzalo Acevedo afirmó que contar con reglas y políticas públicas claras, además de una colaboración proactiva, son factores importantes para avanzar en soluciones que beneficien a más de un sector y generar un desarrollo más expedito y específico de los proyectos, pues mediante la colaboración podrán responder a las necesidades de cada compañía.

Mientras, el análisis de José Antonio Alonso giró en torno a que el desarrollo del “water positive” va en la línea correcta, acorde a los actuales efectos del cambio climático, donde el sector privado tiene la responsabilidad y la oportunidad de adaptarse y hacer un negocio sostenible en el tiempo. “Colaboración, visión a largo plazo y escucha de los distintos actores”, dijo, son los elementos estratégicos para avanzar en materia de gestión hídrica.